viernes, agosto 27

Cómo acabar de una vez por todas con la nuez moscada

Hola hola, amigos del 2º Círculo Exterior. Aquí estoy para poner al día este mi blog, que últimamente actualizo más a menudo, parece que cumplo lo prometido... dios santo que más puede pasar?

Mi buen amigo el Profesor Arden Maxtonian (para los amigos el Profesor Max) terminó ayer su ensayo "De las fobias y otras aficiones", en la que expone curiosos casos que se ha encontrado a lo largo de su prolífica carrera como apuntalador de tabiques. A continuación, expongo dos casos del escrito que me han resultado extremadamente interesantes (¿o era estúpidos?) En cualquier caso, aquí están.

A mediados de los 70, el Profesor Max estuvo tratando a un paciente (Arnold T.) que tenía un miedo atroz a comer espaguetis sin cuchara. El Profesor, tras varios intentos que acabaron inexorablemente en fracaso, utilizó la psicología pauloviana. Trató de que Arnold consumiera el italoplato en cuestión con una cucharilla de café mientras él le animaba con la ayuda de su mono amaestrado vestido de artista circense polaco. Cada vez que Arnold quisiese alejarse tembloroso, el mono le propinaba una importante contusión en la sien con una porra de palo. Paulatinamente, Arnold perdió el miedo a la falta de cuchara en su servicio de mesa para espaguetis, lo cual fué un triunfo profesional para el ilustre Profesor Max. Como efecto colateral de la terapia, Arnlod T. desarrolló una fobia mortal a los pequeños y grandes simios así como a algunos hombres con marcada presencia de vello. Actualmente está siendo tratado por éste y otros males en la Universidad de Sofia, Belgrado, sin ningún progreso aparente.

Otro caso interesante, y permitidme remontarme al año 1986, fué el Caso de 1986. El Sr. M. acudió a la consulta del Profesor Max con un problema grave que le urgía subsanar. Según explicó al erudito, tenía un profundo miedo a la muerte violenta inesperada cada vez que se presentaba la necesidad de bajar a la calle. El profesor dejó encima de la mesa su lata de pimientos de El Cidacos y le sometió a unas cuantas sesiones de análisis, de las cuales extrajo en conclusión que el miedo que sufría este paciente se podía dividir en varios submiedos, por ejemplo: Su miedo a la muerte se subdividía en (por este orden) miedo a lo desconocido, miedo a la no-existencia y miedo a encontrarse con su difunta tía Ellen y sus guisos saturados de nuez moscada. La solución era evidente para muchos, pero no para nuestro Profesor Max, quien, dada su genialidad, se negó a tratar los submiedos por separado sino que invitó al Sr. M. a una cena saturada de nuez moscada y cianuro concentrado, usando como tercer comensal una figura de cartón recortado a la manera de una silueta humana con la foto de la tía Ellen pegada en lo que correspondería a la cabeza, como terapia de choque. El Sr. M. no sólo se negó a comer sino que llamó al Profesor "Maldito enfermo subnormal", de lo que el Profesor dedujo que no podría seguir tratándole si seguía rechazando sus guisos, ya que nadie en toda su carrera le había tratado con tan poco respeto.

Actualmente el Profesor Max escribe un nuevo ensayo "La nuez moscada como espejo oscuro del pensamiento soviético", que será publicado el 25 de Septiembre de 2004.

El consejo: Los calcetines siempre están en el último sitio donde buscas, por lo tanto busca en ese sitio primero. O llama a tu madre.

11 comentarios:

coder dijo...

Gigante joder, gigantísimo.

Me he hecho una puta cuenta en el blogger este de los cojones xD.

rabo dijo...

joder! pimientos cidacos!, veo k el jodido profesor max no se andaba con tonterias. un dia contare la batalla vivida entre la Hoaxfactory y pimientos Cidacos.

Google Page Rank 6 dijo...

Increase your Adsense Earnings

I noticed you have adsense ads on your page, Would you like to increase your earnings from them, Free and Legitimate way to make your clicks increase.
Come see my Blogger blog and it will tell you more.

Anónimo dijo...

Hi
That was useful info...thanks and Welcome to live chat FETISH. If you search the aldactone? Click here - aldactone
Enjoy

Anónimo dijo...

Hello. Alone on Valentine's Day? Adult Chat & Love Try to find partner in your area!
Enjoy

Anónimo dijo...

Hello...
All have other problems... Many have a health... But, unless probably to refuse a female body?
Welcome to sexy teens | movie pages | picture pages | webcam movie | adult friend finder.
Here pages devoted to health are published.
It is the large search robot, which can help to receive this or that information and as to get this or that goods!
Tramadol | Phentermine | Buy Xanax | Xanax and all that is necessary.
Up to a meeting on monitors...

Anónimo dijo...

A man who dares to decay one hour of every now has not discovered the value of life.

[url=http://freedominfonet.webs.com/apps/profile/profilePage?id=53375468]Jane[/url]


Gilda

Anónimo dijo...

We should be chary and discriminating in all the information we give. We should be extraordinarily painstaking in giving information that we would not dream up of following ourselves. Most of all, we ought to evade giving advise which we don't tag along when it damages those who woo assume us at our word.

hedge trimmer

[url=http://hedge-trimmer-64.webs.com/apps/blog/]hedge trimmer[/url]

Anónimo dijo...

A gink begins cutting his discernment teeth the first often he bites off more than he can chew.

Anónimo dijo...

To be a upright human being is to be enduring a philanthropic of openness to the far-out, an cleverness to group aleatory things beyond your own restrain, that can take you to be shattered in hugely exceptionally circumstances pro which you were not to blame. That says something remarkably weighty with the get of the ethical compulsion: that it is based on a trustworthiness in the up in the air and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a plant than like a sparkler, something kind of tenuous, but whose extremely special attraction is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

Vex ferments the humors, casts them into their adapted channels, throws bad redundancies, and helps nature in those secretive distributions, without which the solidity cannot subsist in its vigor, nor the typification fake with cheerfulness.